viernes, 20 de abril de 2012

Como evitar la fuga de talentos en la empresa


Pensar en medidas orientadas a retener quienes forman parte de nuestras compañías, pareciera ser algo sin sentido si es que nos ponemos a pensar en la cantidad de personas que están en busca de una oportunidad de empleo. Sin embargo, es tiempo de comprender que el talento humano está lejos de ser sustituible.
Las personas son el recurso más valioso de una empresa, éste es su motor. La pérdida de un buen empleado implica la pérdida del costo de su capacitación, el tiempo invertido y la experiencia ya ganada. Es por lo mismo, que la retención de talento es uno de los temas más importantes al cual se enfrenta una empresa, su búsqueda es un trabajo complejo pero el retenerlo se convierte en todo un reto. ¿Cómo lograr que la gente esté lo suficientemente motivada para se quede en su empresa?
A continuación algunos tips para evitar la fuga de talentos en tu empresa:

Construí una marca. La empresa debe destacarse como una buena empleadora. Su cultura organizacional debe diferenciarse del resto y alinear su imagen externa con la interna, generando valores comunes y un sólido sentido de pertenencia.

Generá un buen clima laboral. El ambiente de trabajo es un factor vital y por ende, decisivo a la hora de que los empleados decidan quedarse o abandonar una organización. Esto sucede, porque las personas
buscan, cada vez más, un contexto en el que puedan entablar relaciones sociales y a la vez, lograr sus objetivos profesionales.

Incentivá el crecimiento profesional. Una de las mayores causas de salida o renuncia de un empleado es la imposibilidad de ascender a mejores cargos. Debe ser prioridad mantener a tus trabajadores satisfechos con su puesto de trabajo, garantizándoles que tendrán la posibilidad de tener nuevas responsabilidades y de alcanzar altos puestos.

Establecé sistemas de incentivos. La compensación es sin duda un buen estímulo para ellos. Es importante que se reconozcan sus logros, ya sea en términos de remuneración salarial o bien verbalmente.

Preocupate por tus empleados y que ellos lo sepan. No descartes la posibilidad de la flexibilidad de horario. El home office, que permite trabajar desde la propia casa, hoy va tomando vuelo de a poco. Permití a los empleados asistir a los eventos de sus hijos y tomá en cuenta el instaurar planes de apoyo a la familia de los empleados, como por ejemplo, guarderías infantiles. De esta forma, se incrementará el compromiso y los trabajadores tendrán un balance positivo entre el trabajo y su vida personal.

Presentá nuevos proyectos. Informá, incluí y comprometé a los empleados en proyectos que ellos mismos han formulado. Esto permitirá mantenerlos en la empresa y convertirlos en emprendedores corporativos.

Cultivá la buena comunicación. Tu empleado se sentirá integrado mientras sus ideas, opiniones y sugerencias sean tomadas en consideración. Así se sentirá perteneciente y activo al colaborar con la empresa.

Capacitá continuamente. Los retos hacen progresar a los empleados que gustan de cultivar sus conocimientos. Con ello, sentirán que evolucionan y crecen profesionalmente.

“Como buenos líderes, para la empresa es imprescindible estar atentos de cuáles son los motivos o señales que hacen que nuestros empleados se sientan desmotivados. La rotación de equipos se da en todas las empresas y es parte de la evolución de la misma, pero cuando enfrentamos altos índices de rotación sobre las medias de mercado de nuestras industrias, se deberá hacer una evaluación de las condiciones en las que se tiene a los empleados y una vez detectadas estas necesidades, trabajar para brindar un clima laboral que permita el bienestar de todos y cada uno de los miembros de la oficina. Este trabajo debe realizarse siempre y no esperar a que hayan señales claras de fuga de talentos”. Recordemos siempre que las personas no abandonan mayoritariamente un proyecto o una compañía sino que buscan cambiar de líder, destaca Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cierto. Muy bueno el artículo.

cursos de recursos humanos dijo...

Muy buen aporte. Poder retener a los mejores empleados es de vital importancia en toda empresa. La ardua competencia que existe actualmente en el ámbito empresarial exige que todas las compañías mantengan a pleno su competitividad, por lo que asegurar la continuidad de los trabajadores más capaces es fundamental.